Sobre mi...

Me encanta la jardinería y como casi todos empecé con unos tomates en una maceta para probar, empecé a sentir gran curiosidad por la horticultura leyendo libros, foros y realiando cursos. De las macetas pasé a tierra, primero con un huerto de 100m2, luego otro de 500m2 y ahora cultivo uno de 2000m2 en ecológico, dónde doy rienda suelta a mi pasión por las plantas, las hortalizas y mis animales.

SOBRE ESTE BLOG

Con este blog pretendo ir anotando de una manera sencilla todo lo que considero importante en el día a día de mi huerto ecológico a modo de diario, en el que quede reflejada la actividad que realizo en él, para mi propia consulta y para que pueda servir como referencia, ayuda o simple curiosidad a otras personas con mis mismas inquietudes.

Cola de caballo

La cola de caballo (Equisetum arvense) crece en lugares húmedos como los margenes de ríos, en mi caso la tengo bastante a mano porque crece a discreción a píe de la parcela junto a la acequia de riego.

Como hierba medicinal se le reconocen bastantes usos pero principalmente se usa para la cicatrización de úlceras, heridas y para todo lo relacionado con la sangre, principalmente hemorragias, así como dolencias estomacales y problemas de riñón-

En el huerto se usa sobre todo como fungicida ecológico, pues la equisetonina que contiene resulta tóxica para los hongos y resulta eficaz sobre todo de manera preventiva sobre Mildiu, Phythopthora sp, Oidio, Moteado, Septoriosis, Roya, Botritis sp y Alternaria.

Además contiene una serie de ácidos y sustancias orgánicas favorables para las plantas, como flavonoides y nicotina y ácido sílsico que refuerzan el sistema celular de las plantas.

Como insecticida resulta eficaz contra araña roja y pulgones, para reforzar su poder contra estas plagas yo aplico a la mezcla un poco de jabón potásico.



Y ahora la receta:

Si se utiliza la planta en verde es recomendable dejarla macerando en 1 litro de agua antes de hervirla. Yo la utilizo en seco y sigo estos pasos:

Cojo unos 150gr de tallos y hojas, y los pongo a hervir unos 20 minutos en un cazo con 1 litro de agua. Una vez hecho esto lo dejo reposar hasta que se enfríe y después con un colador y con ayuda de un embudo echo el liquido en una botella, después lo diluyo echando en la botella otros 4 litros de agua.



Listo para aplicar, la mezcla queda con una tonalidad parecida a la del aceite de oliva:




0 comentarios:

Publicar un comentario