Sobre mi...

Me encanta la jardinería y como casi todos empecé con unos tomates en una maceta para probar, empecé a sentir gran curiosidad por la horticultura leyendo libros, foros y realiando cursos. De las macetas pasé a tierra, primero con un huerto de 100m2, luego otro de 500m2 y ahora cultivo uno de 2000m2 en ecológico, dónde doy rienda suelta a mi pasión por las plantas, las hortalizas y mis animales.

SOBRE ESTE BLOG

Con este blog pretendo ir anotando de una manera sencilla todo lo que considero importante en el día a día de mi huerto ecológico a modo de diario, en el que quede reflejada la actividad que realizo en él, para mi propia consulta y para que pueda servir como referencia, ayuda o simple curiosidad a otras personas con mis mismas inquietudes.

Cosecha de hoy:

Tomates (uno de 1/2 Kg), remolachas, pepinos, alficoz, pimientos, cebolla y berenjena. Faltan los calabacines.

Más fotos de recolecciones:

Estos son de la segunda tanda de tomates recogidos, amen de los cherris.

Un poco de todo:

Chalotes:

Y por último la cosecha de ayer:

Seguimos cosechando....

Y esperando a probar los primeros pimientos

y las berenjenas

Hoy he recolectado los primeros cohombros, que es como le llaman al pepino tipo alficoz en el pueblo cordobés de mi mujer, del cual proceden las semillas a través de un viejo horticultor y dónde es tradicional su siembra, de hecho allí prácticamente no se siembra otro tipo de pepino. A mi me gusta especialmente porque no repite y por ello lo puedo comer con más frecuencia por ser más digestivo. Su sabor tampoco es el del pepino normal que llaman español o holandés, a mi me resulta más suave, en algunos lugares se le conoce como pepino serpiente o melón serpiente, aunque no tiene para nada sabor a melón.

Si la cantidad de la cosecha lo permite (como afortunadamente parece que este año será mi caso), podemos preparar una deliciosa sopa de alficoz:

INGREDIENTES:1 alficoz.1 vasito de nata.1 diente de ajo.Vinagre.Hierbabuena.Sal.Pimienta negra molida.

Se lava el alficoz, lo rallaremos y le añadiremos la nata y el yogur, el ajo picado, un poco de agua y vinagre, sal y pimienta negra al gusto y la hierbabuena muy picada. Lo dejaremos enfriar en la nevera y luego lo pondremos en tazas para servirlo. Podemos guarnecerlo con gambitas peladas o con aceitunas sin hueso.