Estamos en una época del año especialmente fría, en la que las heladas nocturnas son bastante habituales y pocas especies del huerto son c...

Espinacas

/
0 Comments

Estamos en una época del año especialmente fría, en la que las heladas nocturnas son bastante habituales y pocas especies del huerto son capaces de sobrevivir a las bajas temperaturas, una de ellas son las espinacas, que aunque por debajo de 0º durante un cierto tiempo detienen totalmente su crecimiento, pueden crecer sin problema a partír de los 5º.

Ahora es buen momento para realizar la siembra de algunas variedades y además se pueden recolectar las que sembramos a finales de otoño.

Las propiedades de las espinacas son bien conocidas y a algunos con cierta edad siempre nos viene a la memoria el recuerdo de Popeye. Son ricas en betacarotenos, que son pigmentos vegetales que se transforman en el hígado e intestino en Vitamina A, que entre otras cosas tiene cierta capacidad para inhibir tumores cancerosos. Además es una gran fuente de vitamina K, lo cual ayuda a tener unos huesos fuertes y que cuanto no demos un golpe no nos sagan hematomas o cuando nos hacemos una herida no sangre de manera abundante, debido a la propiedas coagulantes de esta vitamina.

Respecto a las variedades, podemos encontrar facilmente las siguientes variedades, aunque tan solo existan dos familiares botanicas:

- Viking De tamaño medio, resiste bien al espigado, de crecimiento lento y apta para el cultivo de primavera-verano.

- Gigante de Invierno Hojas de gran tamaño, buena producción, se cultiva en invierno y principio de primavera.

- Monstruosa de Viroflay Hojas grandes, buena producción y ciclo rápido. Cultivo de otoño-invierno. No soporta bien el calor.

- Butterfly. Con hojas de tamaño medio, buena producción, se puede sembrar todo el año y resiste bien al espigado.

Por lo general las variedades precoces toleran mal el calor y se espigan con más facilidad que las tardías.

El cultivo

Es preferible realizar la siembra directamente en tierra ya que no toleran bien el trasplante, cada 15-20 días para tener una producción escalonada. Se siembran a finales de verano y se pueden volver a sembrar a finales de invierno las variedades que toleran mejor el calor. Es conveniente mantener el suelo con cierta humedad. Requieren terreno fértil, especialmente rico en nitrógeno y hay que evitar sembrar donde han estado anteriormente otros cultivos de hoja, como las acelgas. Se pueden recolectar las hojas cada 15 dias.

Como aquí en el agujero del donuts (centro peninsular) el clima es bastante riguroso, yo le pongo manta térmica para tratar que el cultivo no se estanque.

Esta es una foto de una recolección de hoy 1 de febrero:



You may also like

No hay comentarios:

Tus comentarios, opiniones o sugerencias siempre son bienvenidos en este blog

Text Widget

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation test link ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Fase Lunar

Seguidores

Blog Archive

Meteo

Meteo
El tiempo en mi huerto

Advertisement

Popular Posts

Pages

About Me

LATEST POSTS